In Articulos, Hardware, Historia, Novedades

La McIntosh roja es una variedad de manzana de piel roja y verde. Tal es el origen del nombre del primer modelo de computadora personal con entorno gráfico lanzada a principios de 1984 por Apple, destinada al consumidor promedio y con un costo de U$S 2495 en los Estados Unidos.

Si bien no fue la primera computadora personal que incluyó una interfaz gráfica de usuario (la primera fue la Xerox Star 8010 de 1981), sí fue la primera con la que dicha interfaz alcanzó el éxito comercial. El sistema operativo Lisa (rebautizado Macintosh System 1.0) y el sistema de oficina Lisa, ambos heredados de la computadora Apple Lisa (lanzada en enero de 1983) introdujeron aspectos que perdurarían en los futuros sistemas de la compañía: barra de menú por sobre la pantalla (aunque sin el menú Apple), comandos de menú con el símbolo de Apple (reemplazado luego por el símbolo del trébol), doble clic sobre un ícono para abrir la ventana de forma animada, arrastrar los ítems a la papelera para eliminarlos, etc.

En cuanto al hardware, tenía un procesador Motorola 68000 de 16 bits corriendo a 8 Mhz. (Lisa, con el mismo procesador, trabajaba a 5 Mhz.) y 128 KB de memoria RAM soldadas a la placa lógica (equivalente al motherboard). Los precios de las memorias eran un factor limitante por entonces; de haber salido de fábrica con 256 KB habría costado entre 200 y 400 dólares más. Por otro lado, no poseía un procesador gráfico o de sonido dedicados, sino que utilizaba el mismo procesador Motorola, que posteriormente sería utilizado en las consolas Sega Génesis, Sega Mega CD y Neo Geo como procesador principal, y en la Sega Saturn como procesador de sonido.

También incluía una unidad de disquetes de 3,5″ con capacidad para 400 KB (contra 320 KB de los disquetes de 5,25″ de la competencia), un monitor CRT blanco y negro de 9″, un mouse (algo prácticamente inédito en aquellos tiempos) con un solo botón, y un teclado, aunque sin las teclas de dirección (flechas) ni pad numérico.

Las posibilidades de expansión eran bastante limitadas: la memoria RAM podía llevarse a 512 KB pero reemplazando los 16 chips de 64 KB soldados por otros de 256 KB; las unidades externas de disquetes, necesarias para poder operar eficazmente el equipo, valían U$S 495; y los discos rígidos fabricados por terceros, que se conectaban al puerto serial, estaban al alcance de unos pocos.

Es por esto que, en septiembre de 1984, aparece la Apple Macintosh 512K (a un precio de U$S 2795), con 512 KB de memoria RAM, una capacidad de disquetes de 800 KB y la posibilidad de conectar un disco rígido propietario, entre otras mejoras.

Volvé a ver ésta y otras computadoras históricas en Espacio TEC. No te pierdas la reapertura el próximo domingo 19 de septiembre de 9 a 12 hs y de 14 a 18 hs con entrada libre y gratuita.